Seleccionar página

CÓMO AFECTA EL ALCOHOL AL CEREBRO – PSICOVERITAS

El alcohol es una sustancia tóxica que apareció en la sociedad hace miles de años para quedarse y consumirse de forma habitual. Ha sido utilizado con fines médicos, también rituales e incluso como forma de castigo antiguamente. En determinadas culturas, como en España, el alcohol nos acompaña en numerosas situaciones cotidianas como: tomarse un vaso de vino al día acompañando las comidas, brindar para celebrar ocasiones especiales con champán, los aperitivos van de la mano de una jarra de cerveza fría e incluso a muchas de nuestras comidas, cuando se cocinan, se le añade un poco de alcohol para dar un mejor sabor. 

 

Y es que el alcohol es considerado una droga legal y por tanto se puede obtener muy fácilmente en supermercados, bares, gasolineras, tiendas de alimentación, etc. Además, se puede fabricar desde casa, de manera sencilla y para ello no se necesita ser un genio de la química. El problema de esta sustancia es que cuando existe un exceso de consumo, las consecuencias no se ven de forma inmediata, a los 20 o 30 años de edad, sino hasta pasado un tiempo, cambiando radicalmente tu estilo de vida.

EL CONSUMO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD

CONSECUENCIAS DEL ALCOHOL EN EL CEREBRO

A continuación, desde Psicoveritas os queremos explicar cuáles pueden ser algunas de las consecuencias graves que afectan al cerebro por la ingesta de alcohol: 

 

  1. Produce deterioro en el hipocampo, estructura cerebral que se encarga de la memoria y como consecuencia de la ingesta de alcohol puede provocar pequeños olvidos e incluso amnesias completas en determinadas situaciones.  
  2. Puede interferir en las conexiones del córtex prefrontal del cerebro, zona encargada de controlar los impulsos y comportamiento de la persona por lo que un exceso de alcohol puede provocar en el consumidor arrebatos de impulsividad y agresividad además de una grave desorganización en el comportamiento. 
  3. Cambia la química cerebral, disminuyendo los niveles de serotonina, neurotransmisor relacionado con la felicidad, se encarga de regular el estado de ánimo, por lo que ingerir bebidas alcohólicas puede llegar a presentar trastornos emocionales en la persona como la depresión o ansiedad. 
  4. Acostumbrarse a consumir esta sustancia en el día a día y de pronto intentar dejarlo, también puede llegar a provocar el “Síndrome de abstinencia”:  hiperestimulación del sistema adrenérgico que causa cefaleas, agitación, temblores, náuseas, vómitos, alucinaciones e incluso la muerte.
  5. Pérdidas de consciencia por breves periodos que pueden llegar a desmayos o comas etílicos donde peligre la integridad de la persona.   
  6. Su consumo prolongado y en grandes cantidades genera en la persona un déficit en la vitamina B1, también conocida como tiamina, que puede causar un trastorno congénito de neutropenia o “Síndrome de Wernicke-Korsakoff” (similar a la demencia).   

En último lugar, destacamos que la enfermedad alcohólica durante el embarazo puede ser hereditaria. Cuando se consume esta sustancia pasa de la sangre de la madre al bebé a través del cordón umbilical y esto puede causar un aborto espontáneo, la muerte del feto e incluso discapacidades intelectuales, físicas y del comportamiento. Estas discapacidades reciben el nombre de Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF) siendo la afección más grave el Síndrome Alcohólico Fetal (SAF). Para que se considere un SAF deben cumplirse los siguientes criterios: retraso en el crecimiento pre y posnatal, b) alteraciones del sistema nervioso, c) facies característica y d) anomalías congénitas diversas.

 

Dentro del TEAF podemos encontrar los siguientes grupos:

  • DNRA: Trastorno del Neurodesarrollo Relacionado con el consumo de Alcohol.
  • SAFP: SAFP: Síndrome de Alcoholismo Parcial, tiene que estar presente alguna característica del SAF.
  • ARBD: Malformaciones congénitas relacionadas con el alcohol.

 

Entre las discapacidades intelectuales y del comportamiento de las personas con TEAF que también destacamos se incluyen: 

  • Hiperactividad.
  • Dificultades de aprendizaje y de memorizar. 
  • Déficit de atención.
  • Retrasos/problemas en el lenguaje. 
  • Bajo cociente intelectual. 
  • Poca capacidad de razonamiento. 

 

DURANTE EL EMBARAZO NO SE DEBE CONSUMIR NADA DE ALCOHOL, CUALQUIER MÍNIMO CONSUMO PUEDE DAÑAR AL EMBRIÓN/FETO

https://youtu.be/UHOVt0TM64o


No olvides SUSCRIBIRTE a nuestro canal de Youtube , y no te pierdas nuestra lista de reproducción:

¿CÓMO AFECTAN ESTAS SUSTANCIAS AL CEREBRO?

¿CÓMO AFECTA GLUTAMATO MONOSÓDICO AL CEREBRO?

¿CÓMO AFECTAN LAS PANTALLAS AL CEREBRO?

Compartir

¿Hablamos?

O si lo prefieres puedes contactarnos por cualquiera de las siguientes opciones y estaremos encantados de poder atenderte lo antes posible.

 

  WhatsApp
Centro de Psicología Madrid

Calle de San Bernardo, 97,
28015 Madrid, España

Centro de Psicología Alcorcón

Calle Príncipe Don Juan Carlos, 1,
28924 Alcorcón, Madrid, España





    Aceptación de la política de privacidad y Aviso legal*
    Quiero estar al tanto de los servicios, (Marque esta casilla si acepta recibir información)
    [dynamichidden url "CF7_get_post_var key='title'"]

    *Campos obligatorios

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    X