Seleccionar página

 

Cuando hablamos de afirmaciones positivas nos referimos a las oraciones o frases cortas que se encuentran impulsadas por un fuerte mensaje positivo de capacidad y de valía, y que hablan de lo que somos reforzando nuestra autoestima.

Frases como «soy una persona afortunada» o «confío plenamente en mis capacidades» son algunos ejemplos. Sigue leyendo nuestro post para descubrir como las afirmaciones positivas afectan al cerebro y cómo debemos usarlas.

 

¿Qué son las afirmaciones positivas?

Las afirmaciones positivas se expresan en presente, siempre en forma positiva, evitando palabras de negación como no, nunca, etc., y suelen ser frases encabezadas por la palabra Soy + afirmación positiva.

También se conocen por los términos “mantras” o “decretos”, y son una herramienta de pensamiento positivo que nos ayuda a sentirnos mejor, valorarnos más positivamente y motivarnos para obtener los resultados que deseamos en la vida.

Suelen ser frases repetidas conscientemente, dirigidas a uno mismo o a otra persona, para sugestionarnos, fortalecernos y conseguir motivación para :

  • Mejorar nuestro estado de ánimo
  • Ayudarnos a lograr nuestras metas
  • Mejorar nuestro autoconcepto
  • Aumentar la autoestima

 

Ejemplos de afirmaciones positivas

Estas frases motivacionales cargadas de positivismo se han vuelto muy populares, incluso encontramos varias al día en redes sociales o medios, algunos ejemplos son:

  • Soy capaz.
  • Soy valiente.
  • Soy inteligente.
  • Soy importante.
  • Soy una persona muy valiosa.
  • afirmaciones positivasSoy muy amado/a.
  • Soy feliz.
  • Creo en mí.
  • Puedo conseguir todo lo que me proponga.
  • Me merezco todo el amor.
  • Me conozco. Me acepto. Y soy fiel a mi persona.
  • Me escucho y me respeto.
  • Sé decir que no.
  • Sé decir las cosas con amor respetando al otro y respetándome a mi.
  • Confío plenamente en mis habilidades.
  • Con cada paso que doy voy avanzando hacia mi trayectoria profesional.
  • Acepto a los demás por quienes son.
  • Agradezco las oportunidades del día de hoy.
  • Veo oportunidad en cada cosa que sucede.
  • Tengo mucha suerte. Me siento afortunada. Me siento agradecida.

 

¿Cómo afectan a nuestro cerebro?

 

  • NOS PREDISPONEN A UN MEJOR ESTADO MENTAL CON NOSOTROS MISMOS

Las afirmaciones positivas hacen que nos hablemos a nosotros mismos de forma positiva para generar una sensación de acompañamiento y de optimismo. El uso y repetición de afirmaciones positivas ayuda a las personas a estar más motivadas e ilusionadas.

 

  • ENTRENAN A NUESTRA MENTE EN EL PENSAMIENTO POSITIVO

Las afirmaciones positivas son una forma de entrenar la mente en el pensamiento positivo. No es algo de un día para otro, ya que cosecharemos los resultados después de abonar la mente, pero repetirnos a nosotros mismos rutinariamente frases cargadas de optimismo mejorará nuestro diálogo interno. Si la forma en la que nos hablamos es más positiva y empoderante, nuestro ánimo y fortaleza serán mejores en nuestro día a día.

Además esas repeticiones afirmativas y positivas nos preparan que cuando la vida nos ponga frente a una adversidad o problema, estemos mejor preparados para afrontarla. No se trata de que vayan a las situaciones, sino de que nos van a ayudar a encararlas mejor, de una forma más liviana.

 

  • AYUDAN A CONTROLAR MALOS PENSAMIENTOS Y PREOCUPACIONES

En cierto modo, esta forma de pensamiento positiva nos ayuda también a frenar los malos pensamientos que invaden de preocupaciones nuestras mentes en muchas ocasiones. 

También nos abren nuevas alternativas orientadas hacia una mejor búsqueda de solución a los problemas, mientras que las afirmaciones negativas solo nos traen inseguridad, ansiedad, y malestar.

 

  • AYUDAN A VISUALIZAR NUESTRAS METAS 

Las afirmaciones positivas nos ayudan  a visualizar  en nuestra mente  el objetivo que tenemos, y a plantearnos y prepararnos para lograrlo. Cuando repetimos repetidamente los mismos pensamientos estamos favoreciendo nuestra propia  convicción. Las palabras que se pronuncian una y otra vez  de forma que nos ayudan a convencernos de que la meta es una realidad casi palpable.

El cerebro crea nuevas conexiones neuronales con cada pensamiento y aprende por repetición.

Lo que la mente imagina es lo que va a creer por lo que visualizar nuestros objetivos es un camino hacia ellos. Las repeticiones mentales de lo que queremos que ocurra favorecen que la mente, de forma inconsciente, que nuestros propósitos y metas se cumplan. El cerebro no distingue entre realidad y ficción, por tanto lo que creas (lo que pienses), lo creas (lo haces realidad).

 

afirmaciones positivas

https://youtu.be/_R2A8Rb8GFc


No olvides SUSCRIBIRTE a nuestro canal de Youtube , y no te pierdas nuestra lista de reproducción:

¿CÓMO AFECTA EL ABANDONO AL CEREBRO?

¿CÓMO AFECTAN LAS FRASES NEGATIVAS AL CEREBRO?

¿CÓMO AFECTAN LOS ABRAZOS AL CEREBRO?

 

Compartir
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?