Muchas veces pensamos que nos separamos porque no aguantamos como antes. Y puede que sea así, pero las razones que solemos utilizar son:

  • Discrepancias en la educación de nuestros hijos: Y esto es cierto, no solemos sentarnos a hablar con nuestra pareja de lo que queremos para ellos y nuestra familia. Y esto, cuando los chicos van creciendo, genera discusiones y tensiones. Que al pasar los años, pueden ser una de las causas más comunes para la ruptura de pareja.  
  • Crecimientos personales y nuevos objetivos de vida: Puede que con el paso de los años, cambios de trabajo, amigos, la crianza de los hijos o incluso acudir a un psicólogo… hace que podamos crecer como personas y plantearnos nuevos objetivos de vida y familiares. Pero si nuestra pareja no ha ido formando parte de este crecimiento poco a poco, es casi seguro que este nuevo planteamiento choque con el de nuestra pareja. Y esto a la larga nos distancia. Es como si un miembro de una pareja hubiera crecido y el otro se hubiera quedado anclado en los objetivos de cuando nos juntamos.  
  • Las dificultades económicas: muchas veces las presiones con el dinero aumentan las tensiones y las discusiones con nuestra pareja. En cómo debemos gestionarlo, en qué nos lo gastamos, cómo lo ahorramos…
  • La monotonía: Todos hemos oído hablar de cómo el día a día nos hace sentir que estamos aburridos y que nuestra vida no tiene sentido. Y claro, esto tiene un límite. Y muchas veces es el divorcio.
  • Celos: a veces son reales y a veces no, esta es una causa muy común en las rupturas. Las tecnologías e internet ha reforzado que esto sea así.
  • Infidelidad: Estas suelen ser motivo de ruptura, pero es importante analizar de dónde surgen y si es algo puntual, para determinar el fin de la pareja.

 

La verdad es que cuando nos juntamos con nuestra pareja, lo hacemos pensando que será para siempre, y tenemos muy interiorizado que la familia unida siempre será mejor que si se separa.

Pero esto es un mito y ya deberíamos de empezar a tener otras creencias. Así que mi consejo es que también deberíamos poder confiar en nuestra pareja y poder hablar tanto de lo que nos ha pasado hoy en el trabajo, como de que si queremos educar a nuestro hijo de esta u otra manera o incluso de remar juntos a una buena vida en común. Parece una tontería, pero es un salvavidas para una buena vida en pareja.

Contacta con Nosotros

Centro de Madrid

C/ San Bernardo Nº 97-99 bajo 6,
CP 28015. Madrid

Centro de Alcorcón

C/ Principe Don Juan Carlos Nº 1,
CP 28924. Alcorcón (Madrid)





, acepto la política de privacidad.
[dynamichidden url "CF7_get_post_var key='title'"]

*Campos obligatorios

¿Prefieres que te llamemos?

Rellena el siguiente formulario

, acepto la política de privacidad.
[dynamichidden url "CF7_get_post_var key='title'"]


*Campos obligatorios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies