Seleccionar página

¿Qué es el Efecto Pigmalión y por qué es relevante en psicología?

¿Has oído hablar del Efecto Pigmalión en psicología? Este fenómeno fascinante revela cómo nuestras creencias y expectativas acerca de los demás pueden tener un impacto significativo en su rendimiento y desarrollo. En otras palabras, si confiamos en que alguien puede lograr algo, es más probable que lo haga bien. Por otro lado, si dudamos de sus capacidades, es más probable que no alcance su potencial.

La importancia del Efecto Pigmalión en psicología radica en su capacidad para influir en el rendimiento y desarrollo de las personas. Por ejemplo, en el ámbito educativo, las expectativas de un maestro sobre sus estudiantes pueden motivarlos a alcanzar sus metas. Al contrario, si el profesor no tiene expectativas positivas, los estudiantes pueden sentirse desmotivados y experimentar un bajo rendimiento.

Origen del Experimento 

El Efecto Pigmalión se origina en la antigua mitología griega, donde el escultor Pigmalión se enamora de una de sus creaciones y la diosa Afrodita la transforma en una mujer real. Este mito se ha convertido en una metáfora poderosa que ilustra cómo nuestras expectativas pueden convertirse en realidad.

Efecto Pigmalión - Profesora anima a sus alumnos

Los psicólogos Robert Rosenthal y Lenore Jacobson realizaron un estudio pionero en la década de 1960 para demostrar el Efecto Pigmalión. Informaron a los profesores de una escuela primaria que ciertos alumnos eran «potencialmente sobresalientes» según una prueba de inteligencia, aunque en realidad, fueron seleccionados al azar. Al final del año escolar, los estudiantes etiquetados como sobresalientes mostraron un mayor crecimiento intelectual, lo que demostró que las expectativas de los profesores influyeron en su desempeño.

¿Cómo funciona el Efecto Pigmalión o «profecía autocumplida»?

El Efecto Pigmalión opera a través de una «profecía autocumplida», donde las expectativas de una persona impactan el comportamiento y el desempeño de otra. Cuando alguien espera que alguien tenga éxito, tiende a actuar de manera que fomente ese éxito. Por el contrario, si alguien espera un fracaso, sus acciones pueden contribuir a que esto ocurra.

Ejemplos de este experimento en la vida cotidiana

Para comprender cómo funciona el Efecto Pigmalión, veamos algunos ejemplos concretos:

  • Expectativas de un entrenador

Un entrenador que confía en que su equipo ganará un campeonato motiva a los jugadores a superar sus límites y trabajar más duro, lo que puede llevar al éxito del equipo.

Efecto Pigmalión - Jefe felicita a empleado

  • Expectativas de un empleador

Cuando un empleador espera que un empleado sea eficiente y tenga éxito en su trabajo, es más probable que le brinde responsabilidades y oportunidades de crecimiento. Esto, a su vez, motiva al trabajador a desempeñarse de manera excepcional y alcanzar sus objetivos.

  • Expectativas de un padre

Un padre que tiene altas expectativas sobre el éxito académico de su hijo puede involucrarse más en su educación, proporcionar recursos y apoyo, lo que puede llevar al niño a desarrollar habilidades y lograr buenas calificaciones.

En otras palabras, cuando los padres establecen metas altas para sus hijos, los niños pueden sentirse motivados a trabajar duro y alcanzar esas metas. Además, los padres pueden ayudar a sus hijos a tener éxito en la escuela al suministrar recursos y apoyo, como tutorías o materiales de estudio adicionales. Al hacerlo, los padres pueden ayudar a sus hijos a desarrollar destrezas valiosas que les servirán bien en el futuro.

¿Qué nos enseña el Efecto Pigmalión?

El Efecto Pigmalión nos enseña que nuestras expectativas y creencias, ya sean positivas o negativas, pueden influir en el comportamiento y el rendimiento de los demás. Si esperamos lo mejor de alguien, es más probable que se destaque, mientras que si esperamos lo peor, es más probable que no alcance su potencial.

Por lo tanto, es crucial ser consciente de nuestras expectativas y brindar retroalimentación positiva y oportunidades de aprendizaje para ayudar a las personas a alcanzar su máximo potencial.

Efecto Pigmalión-Entrenador animando a su equipo futbol

 


Más experimentos psicológicos:

El experimento de Asch y la influencia social: https://psicoveritas.com/blog/el-experimento-de-asch-y-la-influencia-social/

EL efecto Dunning-Kruger: la incompetencia disfrazada de confianza: https://psicoveritas.com/blog/efecto-dunning-kruger/

 

Compartir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?