Seleccionar página

Algunos padres sospechan que sus hijos puedan ser superdotados pero no saben cómo comprobarlo. Para empezar queremos puntualizar que la manera actual de hablar de la superdotación intelectual es «Altas capacidades«

Un error muy frecuente es pensar que ser inteligente es lo mismo que tener altas capacidades. Todos los niños con altas capacidades son inteligentes pero no todos los niños inteligentes tienen altas capacidades. Para comprobar si un niño tiene altas capacidades se le debe administrar un test de inteligencia para medir su cociente intelectual y puntuar al menos con 130 puntos. Además de alto nivel de inteligencia, el niño tiene que tener creatividad y altas capacidades sociales y emocionales.

Vamos a exponer algunos rasgos comunes en los niños de altas capacidades que pueden ser observables en el entorno familiar:

Bebés extremadamente demandantes que se estimulan con facilidad.

– Muy hábiles a nivel psicomotriz.

– Levantan la cabeza y fijan la mirada antes del mes de vida.

– Dicen sus primeras palabras a los cinco o seis meses de vida.

– Muy intensos emocionalmente y muy extremos en su expresión emocional.

– Baja tolerancia a la frustración.

– Gran sentido de la justicia y de la equidad. Cuestionadores, desafían a la autoridad.

– Suelen tener algún tipo de sensibilidad sensorial, es decir, en alguno de los sentidos o en todos.

– Aprenden a leer y escribir de forma autodidacta.

Estos son solo algunos rasgos observables. Para comprobar si un niño tiene altas capacidades es necesario que sea evaluado por un profesional especialista en la materia.

Compartir
X