El universo escondido detrás de la cheslón. La figura del psicólogo es una de las profesiones de las que la gente más cree saber, pero en realidad menos sabe.

Muchas personas siguen empecinadas, aún hoy en día, en que el psicólogo es la persona a la que acudir únicamente cuando tienes un problema vital y que, por arte de magia, te cura. Estas suelen ser las mismas que imaginan una sesión de terapia tumbadas en una cheslón contándole sus calamidades al terapeuta mientras este toma notas sin parar y les extiende paquetes y paquetes de Clínex, para después soltarles un discurso tierno y motivador y que salgan de ahí como si todo lo malo hubiese desaparecido. ¡Qué daño ha hecho Hollywood!

Luego están otro tipo de personas, quiero creer que estas son cada vez menos, que piensan que el psicólogo es el nuevo párroco o cura de cabecera. Es decir, creen que ir al psicólogo es como ir al confesionario. Entras, te confiesas, cuentas lo que te pasa, y el profesional, sin juzgarte ni valorar tus actos te da una solución y te absuelve de todo.

Creencias irracionales

Pero las creencias irracionales acerca del papel de psicólogo y lo que realmente hace no se acaban ahí. Tenemos otro grupo de personas que se piensan que somos magos, literalmente. Se creen que toda persona que estudie o haya estudiado Psicología, independientemente del ámbito de profesionalización, con un simple vistazo es capaz de analizar a la persona en su totalidad y profundidad. ¡No necesitamos ni bola de cristal!

Y más allá de estos perfiles están las personas que huyen del psicólogo, que lo tratan como un tema tabú, que piensan que ir a terapia es sinónimo de estar loco, de ser débil, de tener problemas mentales, etc.

Pero… ¿y qué pasa por tener épocas en las que psicológicamente no nos sentimos bien? ¿Qué es exactamente ser débil? ¿Quién no tiene problemas?

Los psicólogos no curamos

Los psicólogos, queridos amigos, siento confesar que no curamos, para eso tenemos médicos. Tampoco damos soluciones vitales, ni absolvemos pecados. Y, lamentablemente, no somos magos, ni analistas de Bolsa que con un simple vistazo sabemos si comprar o vender, o cómo es la persona.

Los psicólogos somos simplemente personas, profesionales que procuran acompañar, facilitar, ayudar, orientar a otras personas a mejorar su calidad de vida, a conseguir el bienestar, a equilibrar cuerpo y mente.

Desde un punto de vista objetivo y profesional intentamos ayudar a las personas a mejorar el día a día consigo mismas y con el entorno.

Por tanto, no hace falta esperar a tener  un gran problema para acudir al psicólogo, porque los psicólogos vamos más allá;

  • Los psicólogos ayudamos a entrar en contacto con uno mismo, a conectar con el YO.
  • Los psicólogos ayudamos a aprender a controlar las emociones, los pensamientos o comportamientos.
  • Los psicólogos ayudamos con la confianza en uno mismo y en los demás.
  • Los psicólogos ayudamos con las relaciones sociales y familiares; con la familia, los amigos o la pareja.
  • Los psicólogos ayudamos a reducir el estrés o la ansiedad.
  • Los psicólogos facilitamos herramientas para resolver conflictos, tanto internos como externos.
  • Los psicólogos acompañamos en la búsqueda de motivaciones que consigan aliviar los estados de ánimo bajos.
  • Los psicólogos ayudamos en la orientación hacia el futuro.
  • Los psicólogos procuramos encontrar la felicidad en las personas que sienten una completa insatisfacción vital.
  • Los psicólogos ayudamos a que las personas consigan ver todo lo positivo que tienen, tanto dentro como alrededor.
  • Y los psicólogos también curamos o disminuimos los síntomas producidos por traumas, por muy tempranos que sean.

En definitiva, y podría seguir diciendo cosas, creo que hay muchas más razones que nos pueden empujar a visitar a un psicólogo, lejos de las ideas convencionales. Porque, realmente, lo que sí que es el objetivo principal de esta figura es el mejorar la calidad de vida de las personas y con ello de todos los que les rodean.

 

Montse Lapastora

Psicóloga Especialista en Psicología Clínica

Consultora EMDR

Contacta con Nosotros

Centro de Psicologia Madrid

Calle de San Bernardo, 97,
28015 Madrid, España

Centro de Psicologia Alcorcón

Calle Príncipe Don Juan Carlos, 1,
28924 Alcorcón, Madrid, España




Información básica sobre Protección de Datos
Responsable: Montserrat Lapastora Navarro
Finalidad: Informarle sobre los productos / servicios publicados en nuestra web
Legitimación: Legitimación por consentimiento del interesado
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Ubicación: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en el apartado Política de Privacidad, situado en esta misma web

CONSENTIMIENTO
La finalidad y uso previsto tanto de los datos en sí mismos como de su tratamiento, es prestarle el servicio solicitado. A continuación, podrá aceptar las finalidades que crea convenientes marcando su casilla correspondiente y clicando en el botón ACEPTAR, tenga en cuenta que algunas finalidades pueden ser necesarias para poderle prestar el servicio, en el caso de NO marcar dichas casillas, no se podrá prestar/entregar el servicio/producto asociado.

Prestación del servicio solicitado, (Si acepta el tratamiento de sus datos con esta finalidad marque esta casilla)*
Envío de ofertas de productos y servicios de su interés, (Si acepta el tratamiento de sus datos con esta finalidad marque esta casilla)
[dynamichidden url "CF7_get_post_var key='title'"]

*Campos obligatorios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies