Problemas de Relaciones

Toda nuestra vida está determinada por las relaciones con los demás, de hecho, cuando nacemos, la figura de apego o de referencia emocional, determinará el tipo de apego que tengamos, es decir, la forma en la que nos relacionaremos con los demás.

Cuando esta figura de apego no ha podido estar con nosotros como hubiéramos necesitado, o no ha estado presente por diferentes motivos como muerte, enfermedad, mucho trabajo, etc. puede que nuestra manera de relacionarnos con los demás sea desde la ansiedad (necesitamos estar continuamente pegados a la persona de referencia, sea madre, novia u otra) o desde la desconfianza, es decir no confiamos en los demás, creemos que podemos con todo, nos cuesta pedir ayuda.

También puede ocurrir que, aunque tengamos unas figuras de apego satisfactorias, es decir unos padres que han sabido satisfacer nuestras necesidades básicas de amor y alimento, algunas circunstancias del entorno pueden hacer que nuestras relaciones sociales se deterioren. Esto puede pasar en la escuela infantil, en el colegio o en el instituto, bien por cuidadores incompetentes o por compañeros que se meten con nosotros. Si esto perdura en el tiempo, las relaciones sociales quedarán dañadas, no permitiéndonos disfrutar de ellas de forma sana.

Las relaciones sociales son una parte importante de la vida, y si algo falla en alguna de sus vertientes, es que algo no funciona bien en nosotros. Un síntoma de salud mental es tener y mantener amigos, tener un círculo social con el que nos relacionamos con frecuencia y sentirnos satisfechos con esas relaciones.

Si algo falla en alguna de las áreas de las relaciones sociales, de pareja, sexuales o de amistad, es que algo no va bien. Si es así consúltanos y te ayudaremos.

¿Quieres más información? Contáctanos

«Quise cambiar al mundo y nada cambió. Cambié yo y cambió todo»

A.T.

Cuando mi pareja me abandonó creí que el mundo se hundía bajo mis pies. En Psicoveritas me hicieron ver que, aunque doloroso, el mundo no se acaba y me ayudaron a tirar para adelante. Gracias por todo.

M.S.

Fui abusada de pequeña y eso dejó una marca en mí difícil de quitar. Nunca pensé que dejaría de sentirme sucia y culpable, pero lo conseguí con la ayuda de Montse Lapastora, nunca me sentiré lo suficientemente agradecida por su buen trabajo.

M.A.

Mi timidez era tan grande que no me atrevía a hablar con nadie cuando estaba en un grupo, era como si me paralizara. Ahora no soy la alegría de la huerta pero puedo participar cuando estoy con varias personas. Mil gracias.

¿Hablamos?

O si lo prefieres puedes contactarnos por cualquiera de las siguientes opciones y estaremos encantados de poder atenderte lo antes posible.

Centro de Psicologia Madrid

Calle de San Bernardo, 97,
28015 Madrid, España

Centro de Psicologia Alcorcón

Calle Príncipe Don Juan Carlos, 1,
28924 Alcorcón, Madrid, España





Aceptación de la política de privacidad y Aviso legal*
Quiero estar al tanto de los servicios, (Marque esta casilla si acepta recibir información)
[dynamichidden url "CF7_get_post_var key='title'"]

*Campos obligatorios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies