Seleccionar página

Problemas de convivencia

Muchas veces estos pueden darse porque damos por hecho muchas cosas que en la realidad no se dan. Por ejemplo, si yo quiero ir al cine y sin embargo en vez de decirle “quiero ir al cine” le digo a mi pareja que me encantaría ver determinada película, puedo estar dando por hecho que esa comunicación es suficiente para que me diga “vamos” y a lo mejor para ella no está tan clara mi intención. En un caso como este estamos exigiendo que adivinen nuestro pensamiento y es exigir demasiado.

Es muy importante expresar lo que deseamos y lo que sentimos para que nuestra pareja sepa a qué atenerse. A veces callamos por no hacer daño y lo que conseguimos es todo lo contrario.

En las parejas puede llegar un momento en que todo lo que hace el otro nos molesta, por lo que cualquier conversación se convierte en una discusión con el consecuente malestar y la convivencia llega a ser insoportable.

En Psicoveritas te enseñaremos a comunicarte de forma asertiva y funcional para que puedas  resolver esos problemas de convivencia y comunicación de la manera más sencilla y eficaz posible.

¿Quieres más información?
Déjanos un mensaje y nos pondremos en contacto

«Atrévete a luchar por lo que quieres… no te digo que será fácil pero sí valdrá la pena. Anónimo.»

Índice de navegación

Testimonios

H.V.

Mi pareja y yo llevábamos 6 años conviviendo y cada vez teníamos más discusiones por el orden, cada uno lo veía de una manera diferente y eso nos estaba deteriorando nuestra relación. Como nos queríamos mucho decidimos recibir ayuda profesional y fuimos a Psicoveritas. Allí nos enseñaron a gestionar nuestro problema de una forma bastante sencilla. Ahora nuestra relación ha mejorado.

P.O.

La convivencia con nuestros dos hijos gemelos adolescentes se hizo insostenible cuando cumplieron 16 años. Se declararon en guerra contra nosotros y no sabíamos qué hacer. A mi mujer me la encontraba llorando por las esquinas y decidimos ir a Psicoveritas por una recomendación de un compañero de trabajo. Estuvimos todos trabajando juntos hasta que la convivencia mejoró. Todos tuvimos que hacer cambios para conseguirlo.

R.S.

Trabajo en una residencia de ancianos y paso allí muchas horas. La relación con una compañera era insoportable, me hacía la vida imposible hasta el punto de llegar a tener ataques de pánico. Fui al psicólogo para sobre todo calmarme la angustia. No solo se me quitó, sino que además aprendí a torear mejor a esa compañera, no permitiendo que me hiciera tanto daño.

¿Hablamos?

O si lo prefieres puedes contactarnos por cualquiera de las siguientes opciones y estaremos encantados de poder atenderte lo antes posible.

Centro de Psicología Madrid

Calle de San Bernardo, 97,
28015 Madrid, España

Centro de Psicología Alcorcón

Calle Príncipe Don Juan Carlos, 1,
28924 Alcorcón, Madrid, España





Aceptación de la política de privacidad y Aviso legal*
Quiero estar al tanto de los servicios, (Marque esta casilla si acepta recibir información)
[dynamichidden url "CF7_get_post_var key='title'"]

*Campos obligatorios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X