Seleccionar página

Maltrato infantil

El maltrato infantil se define como los abusos y la desatención de los que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. La exposición a la violencia de pareja también se incluye a veces entre las formas de maltrato infantil.

El maltrato infantil es una causa de sufrimiento para los niños y las familias, y puede tener consecuencias a largo plazo. El maltrato causa estrés y se asocia a trastornos del desarrollo cerebral temprano. Los casos extremos de estrés pueden alterar el desarrollo de los sistemas nervioso e inmunitario. En consecuencia, los adultos que han sufrido maltrato en la infancia corren mayor riesgo de sufrir problemas conductuales, físicos y mentales.

¿Quieres más información?
Déjanos un mensaje y nos pondremos en contacto

«A menos que enseñemos a los niños la Paz, alguien más les enseñará la violencia. C. McCarthy.»

Índice de navegación

Testimonios

S.M.

Con 10 años el comportamiento de mi hija era muy desafiante. Le había adoptado con 10 meses y en Psicoveritas me explicaron que esos meses eran muy importantes para su desarrollo posterior y que, seguramente sus conductas estaban relacionas con ese periodo tan temprano. Yo había pensado. Desde luego su comportamiento me decía que algo no iba bien. Estuvieron trabajando con él y mejoró mucho, tanto en casa como en el cole.

P.C.

Hasta que decidí separarme, en casa todo eran gritos y golpes y los niños habían visto muchas cosas que no deberían haber visto. Después de la separación el niño empezó a tener conductas muy agresivas y fuimos a Psicoveritas. Él empezó a sentirse mejor y poco a poco pasó esa horrible época.

M.G.

Mi hija fue maltratada por la pareja de su hermano. Con 9 años se volvió una niña triste y malhumorada. No conseguíamos saber qué le pasaba, pero sabíamos que algo tenía que pasar para que estuviera así. La llevamos a Psicoveritas con la terapia EMDR fue volviendo a ser la que era.

X