Neurofeedback

El neurofeedback es un tratamiento neurocomportamental destinado a la adquisición de autocontrol sobre determinados patrones de actividad cerebral y la aplicación de estas habilidades en las actividades de la vida diaria.

 

Las sesiones de neurofeedback son monitorizadas por un terapeuta y se requiere una actitud activa por parte del paciente por ello la eficacia de esta técnica depende de la propia motivación del sujeto para completar y continuar con el entrenamiento.

¿Quieres más información?

 Neurofeedback

Neurofeedback
Qué es Neurofeedback

Qué es Neurofeedback

Es una técnica de Neuromodulación no invasiva en la que el paciente debe tener un papel activo durante la sesión.

Qué es el Neurofeedback

Es una técnica de Neuromodulación no invasiva en la que el paciente debe tener un papel activo durante la sesión. No se administra corriente eléctrica alguna sino que se recoge la actividad cerebral que se refleja en una pantalla y el paciente aprende a regular su actividad cerebral, consiguiendo  mejorar su autorregulación (emocional, impulsividad, etc)

Este sistema, en el que se trata de modificar los patrones de las ondas cerebrales, está muy indicado para los adolescentes que no quieren hacer terapia, puesto que no tienen que hablar y se lleva a cabo mediante instrumentos de alta tecnología con los que están muy familiarizados (tablets, Ipad, móviles…etc).

El ser humano tiene la capacidad de aprender acerca de cualquier cosa siempre que pueda haber un feedback que le informe de cuándo lo está haciendo mal y cuando lo está haciendo bien.

La mayor parte de nuestras funciones corporales y nuestra propia actividad cerebral no son conscientes y no podemos modificarlas de forma directa. Estas funciones están reguladas por centros que funcionan de manera automática.

Si esa función no está actuando de forma correcta prácticamente no tenemos la oportunidad de entrenarla debido a que no podemos influir sobre ella de forma directa. Pero sí pueden modificarse, aprenderse y corregirse con Neurofeedback.

Haciendo uso del feedback las variables fisiológicas y la actividad cerebral son medidas con los equipos y se muestran normalmente al cliente a través de señales ópticas o acústicas. Este método se conoce desde hace 40 años y se ha ido ampliando y descubriendo nuevas aplicaciones contrastadas a través estudios científicos.

Este método se puede aplicar con personas de todas las edades. Hay múltiples motivos que pueden llevar a querer mejorar nuestro funcionamiento cerebral.

En la actualidad la principal aplicación de este entrenamiento es para los trastornos de la atención  TDA, TDAH, autismo, problemas de aprendizaje,  problemas de conducta, ansiedad, depresión o problemas  con las drogas o alcoholismo.                                                         

El entrenamiento con Neurofeedback puede aliviar sintomatología física o problemas emocionales como las migrañas o el trastorno de estrés post traumático.

Neurofeedback también puede ser de utilidad para que la población longeva pueda mantener un óptimo funcionamiento cerebral.

Como funciona el Neurofeedback

Como funciona el Neurofeedback

Durante una sesión de Neurofeedback se colocan  unos sensores en el cuero cabelludo del paciente.

Cómo funciona el Neurofeedback

Durante una sesión de Neurofeedback se colocan  unos sensores en el cuero cabelludo del paciente.

Estos sensores no duelen ni transmiten ninguna corriente eléctrica. Captan la actividad eléctrica del cerebro y esta información es procesada por el ordenador que presenta un feedback en forma de imágenes o sonidos indicando si la actividad cerebral de una determinada localización está trabajando de forma apropiada o no. De esta forma la persona que entrena deberá trabajar para mejorar su actividad cerebral.

Casos en los que se utilia este método

Casos en los que se utilia este método

Esta técnica está muy indicada para los adolescentes que no quieren hacer terapia ya que no tienen que hablar y se lleva a cabo a través de instrumentos tecnológicos con los que estan familiarizados.

Casos en los que se utilia este método

  • Síndrome de Atención con Hiperactividad:Lo que se consigue es un condicionamiento operante y se le da información al niño/a acerca de cómo funciona su cerebro consiguiendo un mejor autocontrol y una mejor autoregulación  de los niveles de atención y concentración, así como inhibir los estímulos distractores.
  • Epilepsia:existe una disminución de los ataques
  • Trastornos del Espectro Autista:mejora las capacidades de neuroregulación y la función metabólica.
  • Insomnio:aumenta el tiempo total de sueño en personas con Insomnio Primario (está provocado por causas biológicas).

Esta técnica está muy indicada para los adolescentes que no quieren hacer terapia ya que no tienen que hablar y se lleva a cabo a través de instrumentos tecnológicos con los que estan familiarizados.

 

En qué son eficientes

En qué son eficientes

Es la solución a muchos de nuestros problemas.

Eficacia
  • TDA-H
  • Migrañas
  • Depresión
  • Disminución de la ansiedad
  • Aumento de la concentración
  • Mayor capacidad de aprendizaje
  • Aumento de la resistencia al estrés
  • Mayor capacidad de memoria
  • Relajación
  • Desarrollo de capacidad del autocontrol
Cómo funciona el Neurofeedback

Cómo funciona el Neurofeedback

Durante una sesión de Neurofeedback se colocan  unos sensores en el cuero cabelludo del paciente.

Sesiones

Durante una sesión de Neurofeedback se colocan  unos sensores en el cuero cabelludo del paciente.

Estos sensores no duelen ni transmiten ninguna corriente eléctrica. Captan la actividad eléctrica del cerebro y esta información es procesada por el ordenador que presenta un feedback en forma de imágenes o sonidos indicando si la actividad cerebral de una determinada localización está trabajando de forma apropiada o no. De esta forma la persona que entrena deberá trabajar para mejorar su actividad cerebral.

A modo de ejemplo podemos nombrar el reflejo de Moro, que es un reflejo presente al nacer y cuya inhibición se espera entre los 2 y 4 meses de vida. Los estímulos que lo activan pueden ser varios, desde un estímulo vestibular (cuando la cabeza cae por detrás de la línea media del cuerpo y siente que pierde el equilibrio), sobre todo en los primeros días de vida, hasta cualquier acontecimiento sensorial repentino o inesperado (ruido, cambio de luz, estímulo táctil nocivo, cambio de temperatura, etc.) La respuesta física consiste básicamente en una excitación acompañada de apertura de brazos, inspiración rápida-congelación-expiración que puede ir acompañada de sollozo en el caso de los niños, activa la respuesta de lucha o huída por lo que alerta al sistema nervioso simpático y da como resultado la liberación de adrenalina o cortisol al sistema, acelera la respiración, aumenta el ritmo cardíaco y la presión sanguínea.

Si el Reflejo de Moro sigue activo más allá del tiempo estipulado puede tener consecuencias a largo plazo entre las que podemos señalar: problemas vestibulares, timidez excesiva, problemas oculomotores y de percepción visual, fotosensibilidad, confusión auditiva, alergias e inmunidad deficiente, baja resistencia y dificultad para adaptarse a los cambios.

Como se ha comentado más arriba cada reflejo primitivo activo tiene una serie de síntomas que nos hacen sospechar de su existencia, así como de consecuencias en el niño o adulto que los tiene activos. A pesar de que hay muchos síntomas que pueden alertarnos sobre la existencia de Reflejos Primitivos activos, y por tanto de inmadurez en el neurodesarrollo, vamos a indicar algunos de ellos: torpeza en los movimientos, dificultad al andar en bicicleta o dificultad al aprender a nadar, dificultades en el equilibrio estático, problemas de habla y de articulación, dificultad para permanecer sentado y necesidad de estar en movimiento y cambiando de actividad, mareos en los medios de transporte, dificultades para aprender a leer y/o escribir, lateralidad cruzada más allá de los 8 años, mala coordinación ojo-mano, sensibilidad excesiva a los sonidos, a estímulos táctiles, a  las críticas, a la luz, etc.

A continuación exponemos algunos de los síntomas que los niños pueden manifestar cuando tienen algún reflejo activo (cuando hay inmadurez en el desarrollo):

  • No saben conectar lo que saben con lo que aprenden.
  • Dificultades en la
  • Se sientan en
  • Dificultades en la secuenciación (antes y después).
  • Lo que han aprendido se les borra.
  • Agarran mal el lápiz o agujerean el papel.
  • Impulsividad emocional, social y/o cognitiva.
  • Inseguros, con autoestima débil, no participan.
  • No pueden llevar
  • Se llevan las cosas en la mano.
  • No se enteran, están desconectados, lentos.
  • Preguntan qué reiteradas veces.
  • Discurso titubeante, inconexo, dificultades de nominación.
  • Distraídos, que no siguen la clase, que están en su mundo.
  • Lentos para comprender lo que se les pide y para ejecutarlo.
  • Malinterpretan lo que se les dice o se les olvida.
  • “Saltan” de un estímulo a otro sin poder fijar la atención.
  • Les dan miedo los ruidos, los globos, se tapan los oídos.
  • Se aturden en ambientes bulliciosos (restaurantes, ferias…)
  • Ojos enrojecidos o molestias, les pican.
  • Lentos cuando copian en la pizarra.
  • Dificultades en la
  • Mueven la cabeza cuando leen.
  • No les gusta leer ni trabajos de visión cercana.
  • Sus letras cambian de tamaño.
  • Giran la cabeza para leer o guiñan un ojo.
  • Acercan y alejan el papel
  • Al escribir pueden adoptar posturas raras.
  • Se acercan demasiado al papel.

“El verdadero progreso es el que pone la tecnología al alcance de todos.”

H.G.

Soy madre soltera con un niño adoptado que estaba continuamente asustado, todo le daba miedo. Acudí al centro especializado en adopción Psicoveritas donde me hablaron del neurofeedback, una técnica de la que no había oído nunca hablar. Me dieron confianza, empezamos con ella y los cambios empezaron a verse en poco tiempo.

S.F.

Llevaba 2 años de baja en el trabajo por depresión y no había forma de salir de ahí. Decidí pedir ayuda psicológica y así es como me topé con Montse Lapastora. Ella me recomendó apoyar la terapia con neurofeedback, una técnica sencilla gracias a la cual mi recuperación se aceleró considerablemente. Hoy día he vuelto al trabajo y me siento con muchas ganas de vivir de nuevo.

B.T.

Acudí a Psicoveritas por un problema de excesiva timidez de mi hija. Sus relaciones sociales estaban quedándose muy limitadas y su vida en general se estaba degenerando como consecuencia de su soledad y aislamiento. En el centro de psicología llevamos a cabo una terapia de EMDR y neurofeedback y la niña empezó a mejorar.

Contacta con Nosotros

Centro de Madrid

C/ San Bernardo Nº 97-99 bajo 6,
CP 28015. Madrid

Centro de Alcorcón

C/ Principe Don Juan Carlos Nº 1,
CP 28924. Alcorcón (Madrid)





, acepto la política de privacidad.
[dynamichidden url "CF7_get_post_var key='title'"]

*Campos obligatorios

¿Prefieres que te llamemos?

Rellena el siguiente formulario

, acepto la política de privacidad.
[dynamichidden url "CF7_get_post_var key='title'"]


*Campos obligatorios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies