Trauma Infantil

¿Quieres más información?

Trauma Infantil:

Trauma Infantil
Abusos sexuales

Abusos sexuales

Cualquier actividad sexual entre dos o más personas sin consentimiento

Abusos sexuales

Según la OMS se considera abuso sexual cualquier tipo de actividad sexual entre dos personas cuando una de ellas no ha dado su consentimiento. Cuando un menor es víctima de abuso, puede estar de acuerdo y no manifestar contrariedad, pero esto no significa que consienta; lo que le ocurre a un niño cuando se abusa de él es que no entiende lo que pasa, se puede quedar como paralizado y dejar hacer, pero nunca, nunca el menor es responsable ni tiene la culpa de lo que pasó.

Cuando un padre abusa de un hijo, este puede entrar en colapso y disociarse para soportar la situación que está viviendo, no puede entender que su padre que es quien le tiene que cuidar le haga “eso”. El niño no tiene capacidad ni recursos para evitar lo que está ocurriendo, sin embargo, casi siempre se sienten culpables por ello. Los agresores, saben muy bien qué tienen que decirles para que “guarden el secreto”.

Los abusos sexuales están debajo de muchas dificultades de los adultos, como dificultad en relacionarse con los demás, incapacidad para tener relaciones sexuales con adultos, aislamiento, trastornos de alimentación, etc.

En algunos casos, las víctimas que fueron agredidas por sus padres en la infancia, siguen siendo víctimas de ellos en la adultez, y no es que quieran consentir, es que entran en el mismo estado de colapso de cuando eran pequeños, sin embargo la culpa que sienten es muy grande y eso les impide pedir ayuda.

Maltrato infantil

Maltrato infantil

Los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años.

Maltrato infantil

El maltrato infantil se define como los abusos y la desatención de los que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. La exposición a la violencia de pareja también se incluye a veces entre las formas de maltrato infantil.

El maltrato infantil es una causa de sufrimiento para los niños y las familias, y puede tener consecuencias a largo plazo. El maltrato causa estrés y se asocia a trastornos del desarrollo cerebral temprano. Los casos extremos de estrés pueden alterar el desarrollo de los sistemas nervioso e inmunitario. En consecuencia, los adultos que han sufrido maltrato en la infancia corren mayor riesgo de sufrir problemas conductuales, físicos y mentales.

Enuresis (hacerse pis)

Enuresis

La emisión de orina de forma involuntaria.

Hacerse pis

Se denomina enuresis a la emisión de orina de forma involuntaria principalmente de noche, aunque también puede darse de día. Es más frecuente en niños que en niñas y para considerarse enfermedad debe darse como mínimo durante 3 mese pasados los 4 años.

La enuresis primaria es la que se da todos los días, no hay periodos en los que no se moje la cama por la noche. Este tipo de enuresis suele tener un carácter hereditario, en general uno o dos de los padres la han tenido también.

La enuresis secundaria es cuando se dan periodos de tiempo en que el niño ha controlado la orina por la noche y la incontinencia aparece de vez en cuando. Este tipo de enuresis suele tener un origen emocional.

Tanto si la enuresis es primaria o secundaria, es un síntoma que hace sentirse muy mal a los niños y en algunos casos les limita en su faceta social, porque no quieren ir a campamentos o dormir fuera de  casa por vergüenza.

Ecopresis (hacerse caca)

Ecopresis

 O incontinencia fecal, consiste en la defecación involuntaria de forma que los niños que la padecen manchan la ropa de caca. 

Hacerse caca

La encopresis, también llamada incontinencia fecal, consiste en la defecación involuntaria de forma que los niños que la padecen manchan la ropa de caca. Una de las causas más frecuentes de la encopresis es el estreñimiento, la caca queda retenida en el colon y el recto y al estar demasiado lleno, las heces líquidas salen al exterior y manchan la ropa.

 También puede darse la encopresis por motivos emocionales, como el cambio de casa o colegio, el nacimiento de un hermano o una pérdida importante (muerte de algún ser querido).

Para considerar que es encopresis y no un accidente pasajero, la defecación involuntaria deberá darse durante un tiempo prolongado y a partir de los 4 años.

Este problema, al igual que la enuresis es algo que provoca mucha frustración en los padres y mucha vergüenza en los niños. Por ello es importante no culpabilizarles, buscar cuál puede ser la causa, no forzar a ir al baño demasiado pronto ni hacer que la familia gire en torno a si el niño hace caca o no. Si no puede solucionarse en casa deberán ir a un especialista.

Traumas escolares

Traumas escolares

Pérdida o muerte

Pérdida o muerte

Cualquier modificación importante que tenga el niño en su vida.

Pérdida o muerte

Entendemos por pérdida cualquier modificación importante que tenga el niño en su vida. Todos sabemos que una pérdida es cuando alguien querido se muere, pero hay otras circunstancias que también son pérdidas y no se consideran popularmente como tales. Cuando un niño cambia de casa, de colegio, de barrio, son pérdidas importantes para los pequeños, porque, aunque el cambio sea para bien, ellos tienen que renunciar a sus amigos, a su casa conocida, a los compañeros del cole, etc. Esto hace que muchos niños vivan estas situaciones con mucho estrés y manifiesten síntomas que así lo indican como volver a hacerse pis en la cama, dificultades para dormir, disminución del apetito u otras manifestaciones somáticas como dolores sin justificación física.

Cuando esto ocurre hay que estar atento a esas manifestaciones para poder atajarlos y hablar con el niño de cómo se siente, cómo era lo que esperaba, que le hace sentirse mal. Si los niños ven que sus padres se dan cuenta de su malestar y se hacen cargo de él, serán situaciones emocionales pasajeras que pronto remitirán.

Cuando hay una muerte cercana es importante trasmitírselo al niño con naturalidad, decirles la verdad, por ejemplo “el abuelo ya no va a estar más con nosotros”, y en función de las creencias de cada uno informarle de lo que se cree. Pero en este punto hay que tener en cuenta que los niños tienen pensamiento concreto y si les decimos que el abuelo está en el cielo, tendremos que explicarles que esto no significa que cuando cojamos un avión le veremos flotando alrededor (como ellos piensan si no se les aclara). Se les explicará una visión del cielo que el niño pueda entender.

Para los niños son muy dramáticas las muertes de las mascotas. En la consulta diaria vemos a adultos que las perdieron en su segunda infancia y este hecho todavía les genera mucho dolor.

La muerte forma parte de la vida y una forma de decirle a un niño que su tío ha muerto es decirle que nunca más le verá, que ya no podrá estar con él.

Ante la muerte de un padre, madre u otra figura importante, si los niños tienen 9 o 10 años se les puede preguntar si quieren ir al tanatorio o incineración. Habrá que explicarles muy bien en qué consiste cada acto. Recuerdo que una niña de 10 años no quiso ir a la incineración de su abuela porque pensaba que la ataban a una silla y la quemaban en una hoguera. Nadie pensó en explicarle en qué consistía la incineración, todos dieron erróneamente por hecho que ella sabía cómo era ese rito.

También es importante dejarles llorar y llorar ante la pérdida de un ser querido, no pasa nada porque vean llorar a su padre, eso es una enseñanza vital importante, ante cosas dolorosas es normal llorar, la tristeza y el llanto forman parte de la vida y hay que normalizar estas actitudes. Si los niños ven llorar a sus padres en situaciones acordes al llanto, ellos también se permitirán hacerlo cuando sean mayores.

Otras situaciones traumáticas

Otras situaciones traumáticas

Cada persona vive los eventos vitales de forma diferente

Otras situaciones traumáticas

No hay una lista de situaciones traumáticas determinada, cada persona vive los eventos vitales de forma diferente. Para un niño de 10 años puede ser traumática una escena de una película infantil, mientras que para otro no tiene ninguna importancia. Hay que estar atentos a las manifestaciones de cada niño, observar cuando hay algún cambio en él, que pueda estar indicando que está pasando por una situación traumática. Si tienes dudas nosotros te ayudamos.

“la gente notara los cambios en nuestra actitud hacia ellos, pero nunca notarán el comportamiento suyo que nos hizo cambiar.”

I.A.

Llevamos a nuestro hijo porque con 10 años se hacía pis. Nos hablaron de este centro como especialistas en psicología infantil y una vez allí nos hablaron sobre los Reflejos Primitivos y el Emdr. No teníamos ni idea de cómo iba a funcionar eso pero nuestra sorpresa fue que en un mes desapareció el problema.

E.L.

Estaba muy preocupada por mi hijo porque cada vez que veía un perro por la calle se abalanzaba sobre él sin control ni conocimiento ninguno aunque fuera perros peligrosos. Tenía miedo de que alguno le mordiera y por más que discutía e intentaba frenarle sus impulsos eran muy fuertes. Nos hablaron sobre Psicoveritas por medio de la madre de un compañero del cole y allí nos recibió Montse, y me recomendó hacer un tratamiento con EMDR. Descubrieron que todo esto venía por el trauma que le generó al niño la muerte de nuestro perro hacía dos años. Estuvieron trabajando en ello y a lo largo de unas pocas sesiones el problema cesó totalmente.

D.P.

Yo veía a mi hija un poco más triste de lo normal, y aunque no había pasado nada con lo que lo pudiera relacionar me seguía preocupando. Fuimos a Psicoveritas por recomendación de una amiga. Hablaron conmigo y con la niña y me dijeron que todo estaba normal, que la tristeza de la niña estaba relacionada con unos enfados con su mejor amiga, pero que esto pasaría pronto y que no era necesario ningún tratamiento. A los pocos días hizo las paces con su amiga y ella volvió a estar bien. Gracias Psicoveritas por vuestra honradez y profesionalidad.

Contacta con Nosotros

Centro de Madrid

C/ San Bernardo Nº 97-99 bajo 6,
CP 28015. Madrid

Centro de Alcorcón

C/ Principe Don Juan Carlos Nº 1,
CP 28924. Alcorcón (Madrid)





, acepto la política de privacidad.
[dynamichidden url "CF7_get_post_var key='title'"]

*Campos obligatorios

¿Prefieres que te llamemos?

Rellena el siguiente formulario

, acepto la política de privacidad.
[dynamichidden url "CF7_get_post_var key='title'"]


*Campos obligatorios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies