Seleccionar página

Traumaterapia

La traumaterapia es el conjunto de terapias, estrategias y herramientas para abordar los traumas, tanto infantiles como de adultos.

Trauma quiere decir “herida” en griego y cuando hablamos de traumaterapia nos referimos al daño psicológico o emocional que reciben las personas, independientemente de la edad que tengan al vivirlo. Los traumas que generan más consecuencias a largo plazo, son aquellos que son vividos durante los dos primeros años de vida, incluso estando en el útero, el maltrato prenatal puede generar secuelas en el nonato para su desarrollo físico y psicológico en un futuro.

Este modelo de traumaterapia se basa en cuatro aspectos claves: apego, trauma, desarrollo y resiliencia. A partir de esos conceptos se va trabajando los diferentes traumas vividos.

La intensidad del impacto de los traumas sobre cada uno depende de diversos factores; por un lado estaría el evento que lo provoca, no es lo mismo un accidente de coche en el que un ser querido pierde la vida, a que alguien te insulte con el peor de los insultos. Los eventos que por separado no tienen demasiada importancia, por ejemplo, un día tu padre te dice que eres tonto, pueden convertirse en traumas crónicos y graves si cada día tu padre, de forma reiterada, te insulta llamándote tonto. Esta situación acabará dañando tu autoestima, y esto influirá en tu comportamiento y sentimientos hacia ti mismo tanto de pequeño como de mayor.

En Psicoveritas estamos especializados en traumas, estamos formados en las últimas técnicas para abordarlos de forma eficaz. Si hay algo que no te deja ser feliz, por mucho tiempo que haya pasado, no dudes en llamarnos, nuestros especialistas te ayudarán a resolver los traumas que no te dejan ser feliz.

La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas. Sigmund Freud.

Índice de navegación

Testimonios

I.L.

A raíz de un fuerte accidente de tráfico cogí miedo a conducir. Decidí acudir a un centro donde pudieran ayudarme y en Psicoveritas me ofrecieron trabajar con EMDR, algo totalmente desconocido para mí. Me dieron mucha confianza la verdad y me decidí a empezar a trabajar con ellos. Mi sorpresa fue que ya desde las primeras sesiones empecé a notar grandes cambios con muy buenos resultados.

I.A.

Llevamos a nuestro hijo porque con 10 años se hacía pis. Nos hablaron de este centro como especialistas en psicología infantil y una vez allí nos hablaron sobre los Reflejos Primitivos y el Emdr. No teníamos ni idea de cómo iba a funcionar eso pero nuestra sorpresa fue que en un mes desapareció el problema.

C.C.

Cuando pierdes un bebé con tan solo 3 meses el mundo entero se derrumba y lo único que piensas es en irte con él. Con el gran apoyo que encontré en Psicoveritas pude superar este horrible trauma y ser madre de nuevo.

X